Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Está usted en:

  1. Comunicación

Comienza el contenido principal

Premios Princesa de Asturias

23/05/2013

Annie Leibovitz, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades

La fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2013, según hizo público el jueves 23 de mayo en Oviedo el jurado encargado de su concesión.

Annie Leibovitz, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2013. ©FPA

El jurado de este Premio –convocado por la Fundación Príncipe de Asturias– estuvo presidido por Víctor García de la Concha e integrado por José Antonio Álvarez Gundín, Juan Barja de Quiroga Losada, Adela Cortina Orts, José Manuel Diego Carcedo, Albert Espinosa i Puig, Javier Garciadiego Dantán, Javier González Ferrari, Miguel Ángel Liso Tejada, Beningo Pendás García, José Antonio Vera Gil, Enrique de Ybarra e Ybarra y Ramón López Vilas (secretario).

Nacida en Waterbury (Connecticut, EE.UU.) el 2 de octubre de1949, Anna-Lou, “Annie”, Leibovitz estudió pintura en el Instituto de Arte de San Francisco al tiempo que acudía a clases vespertinas de fotografía. En 1970, antes de terminar sus estudios, empezó a trabajar en la revista Rolling Stone, de la que tres años más tarde sería jefa de fotografía. En 1983, cuando sus fotografías ya habían ilustrado 142 portadas, dejó esta publicación para unirse al lanzamiento editorial de la nueva Vanity Fair, de la que actualmente es contributing editor. Desde 1998 también trabaja para Vogue, en la que ya había publicado con anterioridad.

Annie Leibovitz se ha convertido en una de las fotógrafas más respetadas en los ámbitos cultural y político de Estados Unidos. Ante su objetivo han posado, escritores, personalidades del rock, de la danza y del deporte, líderes políticos y prácticamente todas las grandes estrellas de Hollywood. Su trabajo se caracteriza por una cuidada y sofisticada puesta en escena, así como por una estudiada iluminación que dota a sus fotos de una ambientación característica. En 1975 acompañó como fotógrafa oficial a The Rolling Stones durante su gira de conciertos. Sus imágenes fueron aclamadas por la crítica por captar la esencia del tipo de música y el ambiente que la rodeaba. Entre las fotos más reconocidas de Leibovitz figuran la última de Richard Nixon como presidente de Estados Unidos –al subir al helicóptero cuando abandonaba la Casa Blanca–, la de John Lennon desnudo y abrazado en posición fetal a Yoko Ono –tomada unas horas antes de que el ex Beatle fuera asesinado–, la de Whoopi Goldberg en una bañera llena de leche y la sesión con la reina Isabel II de Inglaterra en el Palacio de Buckingham con motivo de su visita oficial a Estados Unidos en 2007. Las fotografías de Leibovitz han protagonizado exposiciones en museos y galerías de todo el mundo, incluyendo la National Portrait Gallery del Instituto Smithsonian de Washington, donde fue la primera mujer y el segundo fotógrafo vivo en exponer en ella; el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York, el Stedelijk Museum de Ámsterdam, la Maison Européenne de la Photographie de París, la National Portrait Gallery de Londres, el Hermitage de San Petersburgo y el Museo Pushkin de Moscú. Su obra ha sido publicada en varios libros: Annie Leibovitz: Photographs (1983), Annie Leibovitz: Photographs 1970-1990 (1991), Olympic Portraits (1996), donde se muestra su trabajo como fotógrafa oficial del equipo olímpico estadounidense para los Juegos de Atlanta; Women (1999), en colaboración con Susan Sontag –Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2003–; American Music (2003); A photographer’s Life, 1990-2005 (2006); Annie Leibovitz at Work (2008) y Pilgrimage (2011).

Comendadora de la Orden de las Artes y las Letras de Francia, Leibovitz fue designada “Leyenda Viva” por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos en 2000 y ha sido reconocida con la Barnard College Medal of Distinction, el Infinity Award in Applied Photography del Centro Internacional de Fotografía (EE.UU., 2009) y el Los Angeles Museum of Contemporary Art Award to Distinguished Women in the Arts (2012), entre otras distinciones.

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional”. Dentro de este espíritu, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades se concederá a aquellos “cuya labor de creación e investigación en el conjunto de actividades humanísticas y en lo relacionado con los medios de comunicación social, en el marco de las ciencias y disciplinas contempladas por ambas actividades, represente una aportación relevante a la cultura universal”.

En esta edición concurrieron un total de 18 candidaturas procedentes de Alemania, Argentina, Bosnia, Estados Unidos, Francia, Israel, México, Polonia, Reino Unido, Suiza y España.

Este fue el tercero de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo tercera edición. Anteriormente fueron otorgados el Premio Príncipe de Asturias de las Artes al cineasta y dramaturgo austriaco Michael Haneke y el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales a la socióloga neerlandesa Saskia Sassen. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a (por orden) Investigación Científica y Técnica, Letras, Cooperación Internacional y Deportes. El Premio Príncipe de Asturias de la Concordia se fallará el próximo mes de septiembre.

Cada uno de los Premios Príncipe de Asturias, concedidos por primera vez en 1981, está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón−, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia. Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, en un solemne acto presidido por S.A.R. el Príncipe de Asturias.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades