Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Está usted en:

  1. Comunicación

Comienza el contenido principal

Pueblo Ejemplar

21/04/2014

La Fundación Príncipe de Asturias promueve la sensibilización medioambiental en colaboración con los Pueblos Ejemplares

Alumnos del colegio público “Aurelio Menéndez” de San Antolín de Ibias plantaron diez castaños de semilla autóctona el miércoles 23 de abril.

©FPA

La Fundación Príncipe de Asturias puso en marcha en 2013 un proyecto de sensibilización medioambiental dirigido a la población infantil del Principado, a través de la plantación de árboles en las localidades galardonadas con el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. Mediante esta iniciativa, la institución busca promover la creación de bosquetes con especies autóctonas de la región, especialmente con aquellas de alto simbolismo social, antropológico y medioambiental.

Con este objetivo, alumnos del colegio público “Aurelio Menéndez” de San Antolín de Ibias, cuya comunidad vecinal y educativa fue galardonada con el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 1999, plantaron el miércoles 23 de abril, a las 13.15 horas, diez castaños de semilla autóctona en el área recreativa del Aula de la Naturaleza.

Previamente, Teresa Sanjurjo, directora de la Fundación Príncipe de Asturias, explicó a los alumnos el proyecto de compensación de la huella de carbono que lleva a cabo la institución. A continuación Ángel Prieto Souto, técnico forestal y agrícola,  pronunció una conferencia bajo el título “El Castaño en la vida rural asturiana”. Las intervenciones comenzaron, a las 12.00 horas en el salón de actos “Teodulfo Lagunero” de San Antolín de Ibias, en presencia de su alcalde, José Ron Méndez.

Huella de carbono

Las emisiones globales de CO2 generadas por las actividades que organiza la Fundación con motivo de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias experimentaron entre 2011 y 2013 una reducción, en términos generales, de 114 toneladas. Además, en 2013 se empleaó una cantidad mayor de papel reciclado que en los años anteriores, de 17 kg en 2012 a 330 kg en 2013, como muestra del compromiso de la Fundación con el cuidado del medioambiente, Asturias y su entorno natural.

Siguiendo la línea emprendida hace cuatro años para reducir el impacto medioambiental generado por sus actividades, la Fundación Príncipe de Asturias ha colaborado con la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) para compensar la huella de carbono que se produce como consecuencia de las actividades desarrolladas durante la semana de los Premios. Este compromiso ha supuesto que los Premios Príncipe de Asturias 2013 cuenten con la etiqueta CeroCO2.

La cifra incluye las emisiones procedentes de consumos energéticos y de papel, así como los desplazamientos que tienen lugar con motivo de los actos organizados en torno a la entrega de los galardones y en las jornadas preparatorias.

La Fundación ha compensado su huella de carbono a través del proyecto Conservación de la Amazonía peruana en Madre de Dios” del programa CeroCO2. Esta iniciativa tiene como objetivo evitar la deforestación en 100.000 hectáreas de selva del corredor ecológico Vilcabamba-Amoró, una zona en la que tienen su hábitat especies animales y vegetales amenazadas. Su verificación por CCBS-Gold garantiza también los beneficios para las comunidades locales y el desarrollo sostenible de productores locales y comunidades indígenas.

ECODES, a través de la etiqueta y el programa CeroCO2, trabaja para que empresas y entidades españolas compensen su huella de carbono. La compensación consiste en la aportación voluntaria de una cantidad económica por cada tonelada de CO2 generada a un proyecto que evite o capte la misma cantidad de CO2 en un país en vías de desarrollo.

Coches eléctricos

Además de la compensación, en la pasada edición de los Premios Príncipe de Asturias, la Fundación contó con dos vehículos eléctricos y uno híbrido cedidos por la Fundación HC Energía, que fueron utilizados para desplazamientos de la insitución por Oviedo, Gijón, Avilés y Teverga. 

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades