Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Está usted en:

  1. La Fundación |
  2. Transparencia y buen gobierno

Transparencia y buen gobierno  

Comienza el contenido principal

Principios de buenas prácticas

Principio n.º 1 

Las fundaciones cumplen las leyes del estado donde tienen su sede, y actúan de acuerdo con sus estatutos. Cumplen las convenciones internacionales y europeas a las cuales está adscrito su país de residencia.

Principio n.º 2 

Las fundaciones constan de un órgano de toma de decisiones identificable cuyos miembros y sucesores deben ser nombrados de acuerdo con los principios y procedimientos establecidos, y actuar según los más altos cánones éticos.

Principio n.º 3 

Las fundaciones definen un conjunto claro de políticas y procedimientos básicos especificando su misión, objetivos, metas y programas relacionados, que revisan de forma periódica.

Principio n.º 4 

Las fundaciones promueven la organización y el trabajo eficiente, a la vez que aseguran una gestión, unas estrategias y unos procedimientos de inversión sostenibles y el uso de sus recursos para el bien de la sociedad. Las fundaciones garantizan una contabilidad/teneduría correcta según las normas establecido en el estado donde tienen su sede. Pueden complementar tal reglamento de forma voluntaria con medidas adicionales.

Principio n.º 5 

Las fundaciones actúan de forma transparente y cumplen con la regulación sobre transparencia vigente en los países donde operan. Pueden complementar tal reglamento de forma voluntaria con medidas adicionales.

Principio n.º 6 

Las fundaciones organizan un seguimiento adecuado y una evaluación periódica de sus programas de actuación.

Principio n.º 7 

Las fundaciones comparten sus conocimientos y experiencias con organizaciones semejantes y otras partes relevantes para avanzar en sus buenas prácticas, siempre y cuando sea apropiado, para maximizar su impacto en sus respectivas áreas de actividad.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades