Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Raúl Alfonsín

Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1985

Raúl Alfonsín Foulkes, presidente de Argentina entre 1983 y 1989, nació en Chascomus (Buenos Aires), el 12 de marzo de 1927.

Ver más

Hijo de padre gallego, cursó estudios secundarios en el liceo militar General San Martín, donde se graduó como subteniente de reserva. Inició después su formación jurídica, licenciándose en Derecho en la Universidad Nacional de Buenos Aires en 1950.

Con dieciocho años de edad comienza su militancia política en el Movimiento de Renovación y Cambio de la Unión Cívica Radical. En 1952 es elegido concejal de su ciudad natal, y al año siguiente accede a la Vicepresidencia del grupo de diputados provinciales del radicalismo. En 1960 vuelve a ser diputado provincial, y dos años más tarde alcanza la presidencia del comité provincial bonaerense del partido.

Elegido diputado nacional en 1963, pasa a presidir en el mismo año, y hasta 1972, la Unión Cívica Radical de la provincia de Buenos Aires. Funda en 1971 el Movimiento de Renovación y Cambio, sector interno del radicalismo con una línea política más progresista. Surgen discrepancias con el presidente del Partido, Dr. Ricardo Balbín y Alfonsín pierde frente a él su primera lucha en las elecciones internas de la Unión Cívica Radical, al disputar la candidatura a presidente de la nación en 1973.

Alfonsín participó en la fundación, a finales de 1975, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, cuando grupos paramilitares cometían cruentos atentados contra las libertades públicas. Como abogado de la Asociación, defendió a detenidos por el régimen militar, al tiempo que firmó solicitudes de "Habeas Corpus" en las que se reclamaba por la desaparición de personas.

Raúl Alfonsín fue uno de los pocos dirigentes políticos argentinos que no se adhirió a la ocupación militar de las Islas Malvinas dirigida por el General Leopoldo F. Galtieri en abril de 1982. Por esos años, Alfonsín efectuó varios viajes a Europa y Estados Unidos en busca de apoyo para el restablecimiento de la democracia en Argentina.

En las elecciones generales celebradas el día 30 de octubre de 1983, Alfonsín resultó elegido con el 52 por ciento de los sufragios. Desde la presidencia de la nación, tuvo que hacer frente a difíciles obstáculos para afianzar el sistema democrático.

Su primera decisión como gobernante fue ordenar la apertura de proceso judicial contra los máximos responsables de la represión política ejercida en la década de los setenta, lo que provocó un importante malestar en las filas de las Fuerzas Armadas. En 1986, cuando visitaba las bases militares de Córdoba, sufre un atentado del que sale ileso. Hubo de hacer frente a otros intentos de rebelión militar en la Semana Santa de 1987 y en enero de 1988.

Su objetivo, de todos modos, había sido logrado: el 9 de noviembre de 1985 un tribunal civil condena a los ex-presidentes Jorge Videla y Roberto Viola, a los almirantes Emilio Massera y Armando Lambruschini, y al brigadier Ramón Agosti.

Su período presidencial finalizó en 1989, fecha en la que accede a la primera magistratura del país el peronista Carlos Menem. Alfonsín continuará su carrera de político esta vez desde la oposición, y en 1993 se presentará a las elecciones presidenciales sin conseguir unos resultados óptimos.

Alfonsín recibió numerosos premios y distinciones por su decidida labor de defensa de la democracia. Entre ellos, el título de "Hombre de las Américas" de la Fundación Panamericana de Desarrollo, el Premio Internacional de la Democracia, "Hombre del Año" en 1984 por la Organización de Estados Americanos y el Premio de los Derechos Humanos del Consejo de Europa.

Entre otras condecoraciones, estaba en posesión de la Gran Cruz de Isabel la Católica, que le fue concedida por el gobierno español en junio de 1984, durante su primer viaje oficial a España.

Raúl Alfonsín es autor de los libros: "La cuestión argentina", "El radicalismo", y "Ahora, mi propuesta política".

Falleció el 31 de marzo de 2009.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades