Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Woody Allen

Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2002

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2002, integrado por D. Fernando Argenta, D. Alfonso Cortina de Alcocer, D.ª María de Corral López Dóriga, D. Jorge Fernández Bustillo, D. Álvaro Fernández-Villaverde y de Silva, D. Guillermo García-Alcalde, D.ª Rosina Gómez-Baeza y Tinturé, D. Manuel Gómez de Pablos González, D. Luis Hernando, D.ª Rosa María Malet Ybern, D. Manuel Martín Ferrand, D.ª María Teresa Ocaña Gomà, D. Benigno Pendás García, D. Juan Ramón Pérez las Clotas, D.ª Ana Rodríguez Navarro, D. Gonzalo Suárez, D. Rodrigo Uría Meruéndano, D. Miguel Zugaza Miranda, presidido por D. José Lladó Fernández-Urrutia y actuando de secretario D. José Antonio Caicoya, acuerda por mayoría conceder el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2002 a Allan Konigsberg, conocido mundialmente como Woody Allen. Su gran talento creador y su trabajo como escritor, guionista, actor y director cinematográfico, expresado en las treinta y dos películas que lleva realizadas hasta este momento, han hecho de él un hombre clave en el último tercio de la historia del cine. Su ejemplar independencia y su agudo sentido crítico le perfilan como un ciudadano del mundo anclado en Nueva York. Toda su obra goza de un estilo propio y su experimentación en todos los géneros, desde el cine negro al musical, pasando por la tragedia griega y la reinvención de la comedia, ha contribuido al desarrollo del séptimo arte. Además, su irónica sensibilidad ha establecido un puente de unión entre las cinematografías americana y europea, en beneficio de ambas.

Oviedo, 4 de junio de 2002

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades