Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Judah Folkman, Tony Hunter, Joan Massagué, Bert Vogelstein y Robert A. Weinberg

Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2004

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2004, integrado por D. José Luis Álvarez Margaride, D. José Baselga, D. Antonio Fernández-Rañada, D. Luis Fernández-Vega Sanz, D. Santiago Grisolía, D. Juan José López Ibor, D. Emilio Lora Tamayo, D.ª María del Carmen Maroto Vela, D. Enrique Moreno, D. Rafael Nájera Morrondo, D. César Nombela Cano, D. Fernando Ortiz Maslloréns, D. Miguel Ángel Pesquera, D. Rafael Puyol, D. Rafael Sariego García, D. Guillermo Suárez Fernández, presidido por D. Julio Rodríguez Villanueva y actuando como secretario D. José Antonio Martínez-Álvarez, acuerda por unanimidad conceder el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica al español Joan Massagué, al británico Tony Hunter, y a los estadounidenses Judah Folkman, Bert Vogelstein y Robert Weinberg.

Desde sus distintas líneas de investigación, estos científicos se sitúan en la vanguardia de la lucha contra el conjunto de enfermedades conocidas como "cáncer", uno de los más grandes retos científicos que afronta la Humanidad. El enorme impacto de su producción investigadora -que supera las 266.000 citaciones bibliográficas, el más alto índice de referencias registrado en todos los campos de la comunidad científica internacional- así como el gran valor de sus trabajos, son determinantes para el conocimiento de las bases del cáncer y el desarrollo de nuevas líneas para su tratamiento.

Joan Massagué destaca por sus trabajos sobre la caracterización y funcionamiento de receptores críticos para el control de la proliferación celular, habiendo contribuido también a un mejor conocimiento de los mecanismos por los que se originan las metástasis tumorales. El descubrimiento por parte de Tony Hunter de enzimas tirosinquinasas permite conocer mejor la transmisión de señales que activan el proceso canceroso y constituye un hallazgo fundamental para el desarrollo de novedosos fármacos de notable eficacia. A Judah Folkman se debe el conocimiento del sistema vascular que desarrollan los tumores, otra de las bases para el tratamiento en oncología. Bert Volgestein ha sido responsable de estudios fundamentales para entender la base molecular del cáncer de colon, gracias a sus descubrimientos sobre mutaciones secuenciales acumulativas en los genes responsables de esta enfermedad. Este modelo de mutaciones es igualmente aplicable al mejor conocimiento de otros tipos de tumores. Por último, Robert Weinberg, uno de los pioneros en la identificación de oncogenes humanos, ha realizado aportaciones al conocimiento de los procesos de envejecimiento celular y su relación con el cáncer, así como al de los genes supresores de tumores.

Con la concesión de este galardón, el jurado quiere reconocer el esfuerzo de tantos científicos que, en todo el mundo, se afanan en la prevención y tratamiento del cáncer, entre los cuales estos cinco científicos desempeñan un liderazgo ejemplar e indiscutible.

Oviedo, 16 de junio de 2004

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades