Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Mary Robinson

Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2006

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2006, integrado por D. Gonzalo Anes, D.ª Carmen Caffarel, D.ª María Emilia Casas Baamonde, D.ª Pilar del Castillo, D.ª Adela Cortina, D. Álvaro Cuervo, D. Carlos Espinosa de los Monteros, D. Ángel Gabilondo, D. José Luis García Delgado, D. Manuel Jesús González, D. Luis González Seara, D. Alex Grijelmo, D.ª María del Carmen Iglesias, D. Juan Antonio Martínez Camino, D. Hans Meinke, D. Adolfo Menéndez, D. Aurelio Menéndez Menéndez, D.ª Ana Rosa Migoya, D. José Oliu i Creus, D. José Manuel Otero Novas, D. Juan Ramón Quintás, presidido por D. Manuel Fraga Iribarne y actuando de secretario D. Juan Vázquez, acordó conceder el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2006 a la jurista, profesora y política, ex Presidenta de la República de Irlanda, Mary Robinson.

El Jurado aprecia que la premiada, desde una posición universitaria relevante y comprometida con los más nobles valores de nuestra cultura, viene dedicando su intensa vida a la lucha por la superación de los obstáculos que impiden a muchos el efectivo disfrute de los derechos humanos, al logro de unas relaciones internacionales equilibradas, y a la introducción de principios humanistas en el mundo globalizado de nuestro tiempo; ofreciendo su voz, inconformista, valiente y de amplias resonancias, a quienes no la tienen o apenas la pueden hacer valer.

El Jurado destaca la fibra moral de Mary Robinson al defender siempre con gallardía lo que ella entiende que su pensamiento y conciencia le exigen; se suma a quienes resaltan la importancia del comportamiento ético en los campos de la política y del trabajo intelectual; y desea subrayar la tenaz contribución de la galardonada para hacer realidad un mundo sin fronteras de hombres y mujeres libres.

Oviedo, 8 de junio de 2006

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades