Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Sumio Iijima, Shuji Nakamura, Robert Langer, George M. Whitesides y Tobin Marks

Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2008

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2008, integrado por José Luis Álvarez Margaride, Juan Luis Arsuaga, Juan Ignacio Cirac, Pedro Miguel Echenique Landiríbar, Juliana Fariña González, Antonio Fernández-Rañada, Luis Fernández-Vega Sanz, Santiago Grisolía, María del Carmen Maroto Vela, Petra Mateos, Amador Menéndez Velázquez, Rafael Nájera Morrondo, César Nombela Cano, Fernando Ortiz Maslloréns, Ana Pastor Julián, Miguel Ángel Pesquera, Eduardo Punset, José Ramón Quirós García, Julio Rodríguez Villanueva, Guillermo Suárez Fernández, Guillermo Ulacia, presidido por Enrique Moreno y actuando como secretario José Antonio Martínez-Álvarez, acuerda por unanimidad conceder el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2008 a cinco científicos que son referentes universales en la Ciencia de Materiales y la Nanotecnología.

Estos científicos son el japonés Sumio Iijima y los estadounidenses Shuji Nakamura, Robert Langer, George M. Whitesides y Tobin Marks, que han descubierto los nanotubos de carbono, los diodos emisores de luz (LEDs), biomateriales que posibilitan la liberación inteligente de fármacos, la producción de tejidos y órganos para transplante, así como la fabricación de materiales en la nanoescala, el desarrollo de nuevos plásticos y materiales reciclables, técnicas todas ellas fundamentales para el desarrollo sostenible del planeta y la lucha contra la pobreza. Sus trabajos contribuyen de forma decisiva al ahorro energético y a la utilización de nuevas fuentes de energía.

Todos estos nuevos conocimientos básicos, nuevas técnicas y descubrimientos y fascinantes tecnologías, que están impulsando una revolución sin precedentes, son de trascendental importancia para el progreso de la Humanidad.

Oviedo, 4 de junio 2008

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades