Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

David Julius, Baruch Minke y Linda Watkins

Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2010

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2010, integrado por D. Juan Ignacio Cirac Sasturain, D.ª Flora de Pablo Dávila, D. Pedro Miguel Echenique Landiríbar, D. Antonio Fernández-Rañada Menéndez de Luarca, D. Luis Fernández-Vega Sanz, D. Vicente Gotor Santamaría, D.ª Petra Mateos-Aparicio Morales, D. Amador Menéndez Velázquez, D. Rafael Nájera Morrondo, D. César Nombela Cano, D. Fernando Ortiz Maslloréns, D.ª Ana Pastor Julián, D. Miguel Ángel Pesquera González, D. Eduardo Punset Casals, D. Manuel Toharia Cortés, presidido por D. Enrique Moreno González y actuando como secretario D. José Antonio Martínez Álvarez, acuerda por unanimidad conceder el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2010 a la candidatura conjunta de los estadounidenses David Julius y Linda Watkins y el israelí Baruch Minke, científicos reconocidos mundialmente por sus estudios innovadores sobre el dolor. Estos tres destacados investigadores en el campo de la neurobiología sensorial han llevado a cabo descubrimientos que en conjunto permiten una comprensión más profunda de las bases celulares y moleculares de las diferentes sensaciones, en especial la del dolor.

David Julius es pionero en el análisis molecular de los nociceptores, identificando el TRPV1 como receptor neuronal de estímulos nocivos; Linda Watkins ha descubierto la participación de las células gliales en los mecanismos del dolor patológico y Baruch Minke ha caracterizado los canales TRP, base de la percepción y señalización sensorial.

Sus investigaciones identifican dianas moleculares a las que dirigir una nueva generación de medicamentos específicos para el tratamiento selectivo de diferentes tipos de dolor, especialmente el crónico. Ello abre vías esperanzadoras para paliar un mal que afecta a la calidad de vida de millones de personas y que ha sido, desde siempre, uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado la medicina.

Oviedo, 2 de junio de 2010

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades