Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Héroes de Fukushima

Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2011

Palabras de agracedimiento de sr. Toyohiko Tomioka:

Majestad Altezas

Excelentísimas e ilustrísimas autoridades

Queridos premiados

Señoras y señores

Es un gran honor para nosotros recibir este distinguido galardón, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2011, en presencia de tan numerosos invitados, encabezados por Su Majestad la Reina y Sus Altezas los Príncipes de Asturias.

Expresamos nuestro profundo agradecimiento por las cálidas ayudas y los apoyos llegados desde el Reino de España y de diversos países del mundo tras el gran terremoto del 11 de marzo en el este del Japón. Asimismo, como ciudadano japonés, siento con toda mi alma la inquietud y preocupación que se produjeron en el mundo entero tras el incidente en la Central Nuclear de Fukushima 1.

Desde que ocurrió el accidente, estamos realizando la evacuación de la población así como el enfriamiento de los edificios de contención de los reactores y la actividad de descontaminación.

Yo mismo, como responsable de la operación de enfriamiento, acudí al recinto antes que nadie para tantear todas las posibilidades y tomando difíciles decisiones.

Estamos convencidos de que el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2011 no se nos ha concedido solo a quienes estamos aquí, sino más bien a todos los que todavía siguen realizando sus actividades in situ.

Con ocasión de la entrega de este Premio, me gustaría manifestar mi disposición a seguir luchando resueltamente para garantizar la seguridad del pueblo japonés.

Concluyo mis palabras de agradecimiento deseando la intensificación de los lazos de amistad entre ambos países, España y Japón, y mucha felicidad a todos los que nos honran hoy con su presencia en este solemne acto.

¡Viva España!

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades