Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Programa Fulbright

Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2014

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2014, integrado por Pedro Alonso Fernández, Enrique Barón Crespo, José María Bergareche Busquet, Eugenia Bieto Caubet, Gloria Fernández-Lomana García, Enrique Fernández-Miranda y Lozana, duque de Fernández-Miranda, Anna Ferrer, Diego Hidalgo Schnur, Jerónimo López Martínez, Ricardo Martí Fluxá, Jaime Montalvo Correa, Marcelino Oreja Aguirre, marqués de Oreja, Francisco Pinto Balsemão, Alfonso de la Rosa Morena, Luis Sánchez-Merlo Ruiz, presidido por Gustavo Suárez Pertierra y actuando como secretaria Alicia Castro Masaveu, decide conceder el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2014 al Programa Fulbright de intercambio educativo y cultural diseñado para mejorar y estrechar los lazos y el mutuo entendimiento entre los ciudadanos del mundo.

Este Programa, creado en 1946 por el senador estadounidense James William Fulbright, se encuentra en la actualidad operativo en más de 150 países y concede más de 8.000 becas anuales. En España, el Programa inició su actividad en 1958 y ha facilitado el acceso a una educación superior de excelencia en diferentes universidades y disciplinas a un gran número de estudiantes por sus méritos académicos y profesionales.

El jurado ha valorado el carácter internacional del Programa, su voluntad de mejorar la educación global de nuestros jóvenes, facilitándoles el acceso a instituciones académicas de excelencia, y la capacidad de comprometer a la sociedad civil de cada una de las naciones en las que está implantado.

Este esfuerzo colectivo a lo largo de más de medio siglo se ha traducido, entre otras realidades, en la creación de una extensa red de antiguos alumnos que han contribuido a la mejora de la sociedad, incrementando la colaboración y el intercambio de ideas en un contexto multicultural.

Oviedo, 12 de junio de 2014

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades