Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Príncipe de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Contacto

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados 2014  

Comienza el contenido principal

Peter Higgs, François Englert y el CERN

Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2013

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2013, integrado por D. Juan Luis Arsuaga Ferreras, D. Juan  Ignacio Cirac Sasturáin, D. Luis Fernández-Vega Sanz, D.ª Cristina Garmendia Mendizábal, D.ª María del Rosario Heras Celemín, D. Bernardo Hernández González, D. Emilio Lora-Tamayo D’ocón, D. José Antonio Martínez Álvarez, D. Amador Menéndez Velázquez, D.ª María Teresa Miras Portugal, D. Ginés Morata Pérez, D. Enrique Moreno González, D. César Nombela Cano, D. Eduardo Punset Casals, D.ª Marta Sanz-Solé, D. Manuel Toharia Cortés, presidido por D. Pedro Miguel Echenique Landiríbar y actuando como secretario D. Vicente Gotor Santamaría, acuerda por unanimidad conceder el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2013 de forma conjunta a los físicos Peter Higgs (Reino Unido) y  François Englert (Bélgica) y a la institución internacional CERN, el Laboratorio Europeo de Física de Partículas, por la predicción teórica y detección experimental del Bosón de Higgs.

Los trabajos pioneros de Higgs, y de Englert y Brout (este último fallecido en el año 2011), establecieron en el año 1964 la base teórica de la existencia del llamado Bosón de Higgs. Esta partícula completa el Modelo Estándar, que describe los componentes fundamentales de la Naturaleza, y es responsable de que ciertas partículas elementales posean masa. Durante casi medio siglo, los esfuerzos para hallar el bosón de Higgs resultaron infructuosos debido a las enormes dificultades experimentales que conlleva su detección precisa e inequívoca. En el año 2012, el Bosón de Higgs fue finalmente identificado por los detectores ATLAS y CMS del acelerador de partículas LHC del CERN, un hito histórico para toda la comunidad científica.

El descubrimiento del bosón de Higgs constituye un ejemplo emblemático de cómo Europa ha liderado un esfuerzo colectivo para resolver uno de los enigmas más profundos de la Física.

Oviedo, 29 de mayo de 2013

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades