Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Está usted en:

  1. Comunicación

Comienza el contenido principal

Premios Princesa de Asturias

16/06/2010

The Transplantation Society y la Organización Nacional de Trasplantes (España), Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional

The Transplantation Society y Organización Nacional de Trasplantes ©FPA

The Transplantation Society y la Organización Nacional de Trasplantes (España) han sido galardonadas con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2010, según hizo público hoy en Oviedo el Jurado encargado de su concesión.

Ambas instituciones destacan por su determinante labor en el establecimiento de los principios médicos y éticos que rigen los procesos clínicos y la investigación científica relacionada con los trasplantes.

El Jurado de este Premio –convocado por la Fundación Príncipe de Asturias– estuvo presidido por Antonio Garrigues e integrado por María Jesús Álvarez González, Enrique Barón Crespo, José María Bergareche Busquet, Alicia Castro Masaveu, John Coatsworth, Consuelo Crespo Bofill, Silvia Escobar Moreno, Jorge de Esteban Alonso, Enrique Fernández-Miranda y Lozana, María Jesús Figa López-Palop, Isabel Gómez-Acebo Duque de Estrada, Laura González Álvarez, Gloria Fernández-Lomana García, Luis Lada Díaz, Ricardo Martí Fluxá, José María Martín Patino, Luis Javier Navarro Vigil, Yago Pico de Coaña y Valicourt, Francisco Pinto Balsemão, Luis Ruiz de Gopegui Miguel, Luis Sánchez Merlo, Nicolás Sartorius Álvarez de Bohorques, Gustavo Suárez Pertierra y Teodoro López-Cuesta (secretario).

Esta candidatura ha sido propuesta por Enrique Moreno, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 1999.

The Transplantation Society (TTS) se creó en 1966 durante la celebración de una conferencia sobre trasplantes de tejidos humanos organizada por la Academia de Ciencias de Nueva York. Un año después, la Sociedad celebró en París su primer Congreso Internacional, que desde entonces se celebra cada dos años. Actualmente, con más de 4.500 miembros en todo el mundo, es la organización internacional que lidera todos los aspectos –médicos, farmacológicos, formativos y de investigación– referentes al trasplante humano. La Sociedad ha sido el foro en el que cientos de médicos e investigadores de todo el mundo han compartido resultados y hallazgos, han discutido hipótesis científicas y nuevos tratamientos y han acordado la formulación de definiciones y conceptos esenciales para el progreso de los trasplantes. Su estructura está organizada en regiones geográficas, que cubren todo el mundo, y tiene su oficina internacional en Montreal (Canadá).

Es responsabilidad de la TTS establecer los principios que guían la práctica clínica, así como el desarrollo de programas avanzados de formación y la promoción de los estándares éticos para los cuidados clínicos y la investigación científica. Entre ellos destacan la firme oposición de la Sociedad a la comercialización de órganos trasplantables, fijada hace más de 20 años, y a la utilización de órganos procedentes de personas ejecutadas, primando el principio fundamental de que los órganos y tejidos deben ser donados libremente y sin coacción. Asimismo, la Sociedad también considera una violación de los principios éticos el fenómeno actual conocido como “turismo de trasplante” –personas que viajan a países en vías de desarrollo para conseguir un órgano–.

Los congresos internacionales son el foro en el que se presentan todos los avances científicos relacionados con los trasplantes humanos y que tienen su reflejo en la publicación Transplantation Proceedings, creada al efecto en 1968. Por otro lado, Transplantation es la revista oficial de la Sociedad, que, con dos números al mes, es la más citada –más de 20.000 citas anuales– y la más influyente en su campo. Transplant Infectious Disease, Transplantation Immunology y Xeno-Transplantation son otras publicaciones de la Sociedad. En colaboración permanente con la Organización Mundial de la Salud, también ha integrado bajo su organigrama a otras asociaciones especializadas como la Cell Transplant Society, la International Pancreas and Islet Transplant Association, la International Society for Organ Donation and Procurement y la Intestinal Transplatation Association.

En el seno de la Sociedad, entre otros asuntos, se ha formulado la definición de muerte encefálica, definido los problemas inherentes a la inmunodepresión, debatido la eficacia de agentes farmacológicos y terapias para mejorar el resultado de los trasplantes, promovido el trasplante de diferentes órganos y discutido aspectos éticos. También se ha luchado de forma continuada contra el tráfico de órganos y contra las desigualdades en el acceso al trasplante.

Con este último objetivo, ha impulsado la Global Alliance for Transplantation, para que todo aquel que necesite un trasplante en cualquier lugar del mundo tenga acceso a él. Recientemente, la TTS ha impulsado, con el apoyo de la OMS y la ONT española, un proyecto para la creación de un diccionario global de datos de donación y trasplante, que proporcione unos estándares universales para la recogida y el análisis de información. Como responsable del Registro Mundial de Donación y Trasplante, la ONT proporciona a este proyecto la asistencia técnica necesaria.

En 2008, convocada por la TTS y la Sociedad Internacional de Nefrología, se celebró en Estambul una cumbre internacional sobre turismo de trasplantes y tráfico de órganos. La declaración final, consensuada por los representantes de más de 150 sociedades científicas y médicas, estados y expertos en ética, está considerada un hito al establecer las definiciones, los principios y las propuestas para incrementar el número de donantes y prevenir el tráfico de órganos y su comercialización. La OMS ha establecido, a través de la tercera consulta global en donación y trasplante celebrada en Madrid en 2010, que la estrategia de todos los países para alcanzar la autosuficiencia para cubrir las necesidades de sus pacientes debe llevarse a cabo en el marco de los principios rectores de la OMS y de la Declaración de Estambul.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT), creada en España en 1980, es un organismo coordinador de carácter técnico, perteneciente al Ministerio de Sanidad y Consumo. Siguiendo los principios de cooperación, eficacia y solidaridad, tiene como finalidad la coordinación de las actividades de donación, extracción, preservación, distribución, intercambio y trasplante de órganos, tejidos y células en el conjunto del Sistema Sanitario Español, para hacer posible la realización del máximo número de trasplantes con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes, posibilitando que un órgano vaya destinado a aquella persona que lo necesita, con independencia de su posición social y económica, credo, raza o religión. Desde su creación, la tasa de donantes en nuestro país se ha incrementado en un 280%, lo que ha permitido realizar cerca de 70.000 trasplantes de órganos sólidos y más de 200.000 de tejidos y células.

Su principal función es actuar de puente entre las autoridades sanitarias locales, nacionales y europeas, los profesionales sanitarios, los diferentes agentes sociales implicados en la donación y el trasplante y la población general. La ONT desarrolla, entre otras, las siguientes actividades: gestión de las alarmas de donación, mantenimiento y actualización de las listas de espera, cooperación en intercambios renales, colaboración en la coordinación de entrada y salida de órganos, registro de donantes, receptores y trasplantes de órganos, tejidos y progenitores hematopoyéticos, así como la recepción de solicitudes de subvenciones, recogida de datos sobre la actividad extractora y trasplantadora, información en general y cursos de formación continuada y de postgrado a los profesionales del trasplante.

Además, la ONT colabora con otras entidades nacionales e internacionales y publica periódicamente una revista y una memoria de actividades. En 2007 la ONT puso en marcha el Registro Mundial de Trasplantes, diseñado y desarrollado en colaboración con la Organización Mundial de la Salud, y cuya sede está en España. Este Registro es la plataforma de información pública más completa en materia de trasplantes, procedente de 98 países y concerniente a más de 5.000 millones de personas, lo que supone el 82% de la población mundial. Además, en Iberoamérica, España ha impulsado la creación de la Red/Consejo Iberoamericano de trasplantes y puso en marcha hace cinco años el programa “Alianza”, que ha permitido formar en nuestro país a más de 200 profesionales latinoamericanos como coordinadores de trasplantes. Gracias a la intensa actividad realizada en los últimos años por esta organización, España se mantiene a la cabeza en la tasa de donaciones (34,4 por millón de habitantes, con un total de 1.606 donantes en 2009), y la tasa de negativas familiares más baja del mundo, con sólo un 17,86%, frente al 30% de países como Italia o el 40% de Holanda. Asimismo, el año pasado se realizaron 4.028 intervenciones de este tipo en los hospitales españoles.

La labor de la ONT ha recibido el reconocimiento de distintas instituciones, como el Consejo de Europa, que recomendó a sus miembros la adopción de las directrices del Modelo Español de Organización de Trasplantes y declaró de interés internacional el sistema de formación continuada desarrollado en España. La ONT ha recibido la Medalla del Ayuntamiento de Madrid al Mérito Social (2000) y la Medalla de Oro de la Cruz Roja. Además, la OMS también ha reconocido su labor, instando a los países de todo el mundo a poner en marcha el llamado “modelo español de trasplantes”, para conseguir que este tipo de prácticas lleguen a todos aquellos ciudadanos que lo necesiten y como forma de luchar contra la venta de órganos y el denominado turismo de trasplantes. En este sentido, la Unión Europea aprobó en 2010 una Directiva que insta a sus estados miembros a crear organismos nacionales con las mismas funciones que la ONT. En 2007 la OMS designó a la ONT organismo colaborador.

Premios Príncipe de Asturias

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional”. Dentro de este espíritu, el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional “será concedido a la persona, institución, grupo de personas o de instituciones cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al mutuo conocimiento, al progreso o a la fraternidad entre los pueblos”.

En esta edición concurrían un total de 25 candidaturas, procedentes de Alemania, Argelia, Bangladesh, Brasil, Costa Rica, Estados Unidos, Francia, Haití, Holanda, Marruecos, Perú, Portugal, Senegal, Suecia, Suiza, Uganda, Venezuela y España.

Este ha sido el sexto de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésima edición. Anteriormente, fueron otorgados el Premio Príncipe de Asturias de las Artes al escultor estadounidense Richard Serra, el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales al equipo arqueológico de los Guerreros de Xi’an (China), el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades a los sociólogos francés y polaco, respectivamente, Alain Touraine y Zygmunt Bauman, el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica a los bioquímicos David Julius, Baruch Minke y Linda Watkins, y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras al escritor franco-libanés Amin Maalouf.

Los Premios Príncipe de Asturias de Deportes y Concordia se fallarán en el mes de septiembre.

Cada uno de los Premios Príncipe de Asturias, concedidos por primera vez en 1981, está dotado con cincuenta mil euros, la escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos. Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, en un solemne acto presidido por S.A.R. el Príncipe de Asturias.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades