Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Pedro Laín Entralgo Fondo de Cultura Económica de México

Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 1989

Pedro Laín Entralgo

Ver más

Pedro Laín Entralgo (Urrea de Gaén, Teruel, España, 1908 – Madrid, España, 2001) cursó estudios en Soria, Teruel y Pamplona y en las universidades de Zaragoza, Valencia y Madrid. Licenciado en Ciencias Químicas, con premio extraordinario, en 1927, y en Medicina y Cirugía, con calificación de sobresaliente, amplió estudios en la clínica psiquiátrica de Viena.

Ejerció como médico en el manicomio provincial de Valencia, y en 1939 asumió la docencia de la asignatura de Psicología Experimental en la Universidad de Madrid, que impartiría hasta 1941. En 1940 fundó la revista Escorial con Ridruejo y Marichalar. Dos años después ganó la cátedra de Historia de la Medicina en la Universidad de Madrid, en la que se jubilaría después de treinta y cinco años de intenso trabajo. Desde 1946 es miembro numerario de la Real Academia Nacional de Medicina. En 1952 fue nombrado rector de la Universidad de Madrid por el entonces ministro de Educación, Joaquín Ruiz Giménez, pero dimitió cuatro años más tarde a consecuencia de los sucesos estudiantiles que provocaron el alejamiento de las cátedras de Tierno Galván, García Calvo y López-Aranguren. En 1964 ingresó en la Real Academia de la Historia. En 1982 y 1987 dirigió la Real Academia Española de la Lengua.

Fundador y director del Instituto Arnau de Vilanova (Historia de la Medicina), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y de la revista Archivo Iberoamericano de Historia de la Medicina y Antropología Médica, es profesor honorario de la Universidad Nacional de Santiago de Chile y doctor "honoris causa" por las universidades de San Marcos (Lima), Toulouse (Francia), Zaragoza y Valencia.

Pertenecía a la Akademie der Wissenschaften (Heidelberg), Academia Leopoldina (Halle), Académie Internacionale d'Histoire des Sciences, a la Hispania Society of America, y la Royal Society (Londres).

Pedro Laín publicó numerosas e importantes obras, entre ellas la Historia Universal de la Medicina y también Medicina e Historia (1941), La Antropología en la obra de Fray Luis de Granada (1946), Grandes médicos (1961), Marañón y el enfermo (1962), Nuestro Cajal (1967), El médico y el enfermo (1969), Gregorio Marañón. Vida y obra (1969), La medicina actual (1973) o Historia de la Medicina (1978). Dentro de sus obras literario-históricas pueden citarse Menéndez Pelayo (1944), España como problema (1949), o Descargo de conciencia (1975).

Ejerció la crítica teatral en la Gaceta Ilustrada, por lo que mereció el Premio Nacional de Teatro en la temporada 1970-71. También ha sido galardonado con el premio «Montaigne», en reconocimiento a su labor como médico y ensayista.

Fondo de Cultura Económica de México

Ver más

El Fondo de Cultura Económica (FCE) se distingue por ser una editorial de amplio criterio en que los autores, hispanohablantes y de otras lenguas, exponen sus ideas con absoluto respeto del pensamiento y la cultura en el ámbito iberoamericano, contribuyendo decisivamente al conocimiento mutuo entre las naciones y proporcionándoles un firme legado cultural y científico y un foro abierto de ideologías.

La editorial fue fundada en 1934 y, a la fecha, es un organismo descentralizado del gobierno federal. En sus inicios, contó con la participación de destacados intelectuales preocupados por la difusión de la cultura de su país, entre ellos destacan Daniel Cosío Villegas, Alfonso Reyes, Jesús Silva Herzog o Gonzalo Robles. Fue, además, una de las casas que albergó la obra de artistas y estudiosos españoles que, en ese tiempo, llegaron a México.

El Fondo de Cultura Económica no fue concebido como una institución lucrativa, sino como organismo de fomento cultural. Aunque en un principio se propuso crear una biblioteca básica de Economía, con el tiempo surgieron nuevas y variadas colecciones como Política y Derecho, Sociología, Historia y Antropología, Filosofía, Ciencia y Tecnología, Literatura y Arte, Lengua y estudios literarios, Psicología, Psiquiatría y Psicoanálisis, Educación y Pedagogía, Tezontle, Biblioteca Americana, Tierra Firme, Breviarios, Vida y pensamiento de México, Popular, Archivos, Libro para Niños y Jóvenes, Códices Prehispánicos y, recientemente, Fondo 2000 y Entre Voces.

La editorial cuenta con nueve subsidiarias localizadas en Buenos Aires (Argentina), Bogotá (Colombia), Sao Paulo (Brasil), Lima (Perú), Caracas (Venezuela), Guatemala, Santiago de Chile, San Diego (Estados Unidos) y Madrid (España). En territorio mexicano, cuenta con una red de cuatro librerías en la capital de la República, una en Guadalajara y otra en Monterrey.

El Fondo de Cultura Económica ha sido un foro de debate plural, lo que le ha valido el reconocimiento de escritores y editoriales de todo el mundo. Los grandes escritores mexicanos han tenido un lugar importante en las publicaciones del Fondo, pero sin que ello haya supuesto mermar la atención hacia los intelectuales del resto del mundo. En 65 años de funcionamiento, el FCE ha publicado más de quince mil títulos y, aproximadamente, 85 millones de ejemplares.

Para muchas generaciones de estudiantes y profesionales, esta casa ha sido fuente inagotable de conocimiento, pues ha satisfecho tanto sus necesidades técnicas como sus inquietudes intelectuales.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades