Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Emma Bonino, Olayinka Koso-Thomas, Graça Machel, Fatiha Boudiaf, Rigoberta Menchú, Fatana Ishaq Gailani y Somaly Mam

Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1998

Reunido en Oviedo el Jurado correspondiente al Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1998 integrado por Enrique Álvarez, Agustín Antuña, Leopoldo Calvo Sotelo, Enrique Fernández Miranda, Fernando Ramón Fernández Noval, Antonio Garrigues Walker, Martín González del Valle, Felipe González, Guillermo Kirkpatrick, Marcelino Oreja Aguirre, Luis Guillermo Perinat, Francisco Pinto Balsemão, Ovidio Sánchez, Nicolás Sartorius, Gustavo Suárez Pertierra, presidido por Adolfo Suárez y actuando de secretario Teodoro López-Cuesta Egocheaga, decide por unanimidad conceder el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1998 a la causa de la defensa y la dignificación de la mujer.

El Jurado quiere expresar con este Premio su preocupación por la situación de la mujer en muchos lugares del mundo, en especial en aquellos en los que sufre discriminación o se le niega su plena igualdad de derechos como ser humano.

El Jurado estima que las mujeres que a continuación se mencionan expresan simbólicamente en sus distintos campos de actividad el esfuerzo por mejorar la condición de la mujer y la del conjunto de las sociedades a las que sirven.

Se destacan por sus tareas a favor de los derechos de la mujer, de la paz, de la defensa de los niños maltratados por la guerra y los conflictos y su labor a favor de la solidaridad entre personas y pueblos que las hacen merecedoras de este Premio:

  • Fatiha Boudiaf, argelina (Fundación Boudiaf).
  • Olayinka Koso-Thomas, nigeriana y residente en Sierra Leona donde trabaja hace más de quince años a favor de la abolición de la mutilación genital femenina.
  • Graça Machel, de Mozambique, fundadora y presidenta de la Fundación por el Desarrollo de la Infancia.
  • Rigoberta Menchú, de Guatemala, Premio Nobel de la Paz que participa en numerosas iniciativas de Naciones Unidas en defensa de las poblaciones indígenas latinoamericanas.
  • Fatana Ishaq Gailani, presidenta del Consejo de Mujeres Afganas y residente en un campo de refugiados en Pakistán.
  • Somaly Mam, originaria de la minoría étnica Phnong de Camboya y presidenta de la Asociación Acción para Mujeres en Situación Precaria.
  • Emma Bonino, italiana, Comisaria Europea encargada, entre otras responsabilidades de la Ayuda humanitaria y que ha liderado una campaña contra la opresión que sufren las mujeres de Kabul.

Con la concesión de este Premio, el Jurado ha querido llamar la atención sobre la gravedad de una dramática situación que afecta a millones de mujeres en tantas regiones del mundo y sobre la necesidad de que las instituciones internacionales y los Estados adopten las medidas necesarias para superarla.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades