Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Simone Veil

Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2005

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2005, integrado por María Jesús Álvarez González, Enrique Barón, Emilio Cassinello, Alicia Castro Masaveu, Manuel Díaz Ron, Severino García Vigón, Antonio Garrigues Walker, Laura González, Alex Grijelmo, Luis Lada Díaz, Ricardo Martí Fluxá, José María Martín Patino, Marcelino Oreja Aguirre, Yago Pico de Coaña, Francisco Pinto Balsemăo, Luis Ruiz de Gopegui Miguel, Alfonso de Salas, Luis Sánchez-Merlo, Nicolás Sartorius, Gustavo Suárez Pertierra, presidido por Leopoldo Calvo Sotelo y actuando de secretario Teodoro López-Cuesta, decide conceder el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2005 a Simone Veil.

Simone Veil es una de las personalidades más representativas de la Unión Europea y que con mayor tenacidad ha contribuido a su integración. Nacida en Francia, fue deportada durante la II Guerra Mundial al campo de concentración de Auschwitz donde desaparecieron varios miembros de su familia.

Presidenta del primer Parlamento Europeo elegido por sufragio universal y Presidenta de la Fundación para la memoria del Holocausto, se ha caracterizado siempre por la defensa de la libertad, la dignidad de la persona, los derechos humanos, la justicia, la solidaridad y el papel de la mujer en la sociedad moderna.

Simone Veil encarna los ideales y realizaciones de una Europa unida y la proyección de los valores europeos al resto del mundo.

El jurado quiere con este premio resaltar su coherencia, fuerza y constancia en la defensa de valores y objetivos en un momento histórico en el que están apareciendo ciertas dudas y vacilaciones con respecto al futuro de Europa y a su propia identidad.

Oviedo, 25 de mayo de 2005

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades