Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Está usted en:

  1. Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias |
  2. Galardonados

Galardonados  

Comienza el contenido principal

Soto de Luiña y Novellana, Cudillero (1992)

SOTO DE LUIÑA

Soto de Luiña es una localidad del concejo de Cudillero y forma parte del Camino de Santiago. Integran la parroquia de Soto de Luiña las poblaciones de Albuerne, Llanorrozo, Pandiello, Prámaro, San Pedro de la Ribera, Soto de Luiña, Troncedo y Valdredo.

Ver más

Uno de sus principales puntos de interés es la Iglesia de Santa María, transformada en parroquia a principios del siglo XVII bajo la advocación de Nuestra Señora de la Humildad. La iglesia dispone de una torre del Barroco asturiano y una base ornamentada con hornacinas, gárgolas e imágenes que datan del XIV. Cabe mencionar también la Casa de Cultura, que fue el antiguo Hospital de Peregrinos, y es uno de los escasísimos ejemplos que se conservan en la Ruta Jacobea.Su origen se remonta al siglo XVIII y reproduce el modelo de casa noble rural asturiana. Su rica carpintería dieciochesca es una de las mejores muestras de arte mueble asturiano. A lo largo de los siglos XIX y XX sufrió diversas reformas y cumplió las funciones de casa rectoral. En el año 1983 se hundió gran parte de la cubierta del edificio, que fue posteriormente restaurado por el Gobierno del Principado de Asturias. Entre el patrimonio histórico de Soto figura, asimismo, la Iglesia de San Martín de Luiña, erigida a finales del siglo XVII, aunque su planta original es del siglo XIV. Su interior alberga un valioso retablo barroco, obra de Fernández Tonín. En 1999 fue declarada Bien de Interés Cultural.

NOVELLANA

Situada en el concejo de Cudillero, Novellana tiene una superficie de 7,5 kilómetros cuadradosy comprende los pueblos de Castañeras, Novellana y Resiellas. Bajo la advocación de Santiago Apóstol, la parroquia cuenta con una población de 318 habitantes y está situada a 120 metros de altitud y a 14 kilómetros de la capital del municipio. Ubicada en la rasa costera, Novellana disfruta de una inmejorable situación con enclaves de singular belleza como las playas de Salencia, L´Airín y la playa del Silencio o Gavieiru,así como los impresionantes acantilados que las circundan.

Ver más

Novellana obtuvo en 1962 el título de “Pueblo más bonito de Asturias”. La localidad ha dado, a lo largo de los años, reiteradas muestras de iniciativa y esfuerzo común de sus vecinos en la recuperación y defensa de su patrimonio histórico-artístico y de su hábitat. Entre las obras acometidas destacan la rehabilitación de la antigua escuela para su conversión en Casa de Cultura, así como la realización de importantes instalaciones deportivas.

Esta tarea ha tenido continuidad a lo largo de estos años, ya que desde la Asociación de Vecinos de Santiago de Novellana y, en colaboración con el Ayuntamiento de Cudillero, se han realizado distintas iniciativas con el fin de mejorar, no sólo el entorno y el patrimonio cultural, si no la calidad de vida de sus vecinos. De esta forma se ha llevado a cabo la rehabilitación integral de la Iglesia Parroquial de Santiago de Novellana, y se ha dotado de más contenidos a la Casa de Cultura, sin olvidar la mejora del hábitat, tanto en su vertiente ornamental como medio ambiental.

Acta del jurado

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias1992, integrado por Dª Paloma Alonso Díaz, D. Adolfo Barthe Aza, D. José Manuel Carballo González, D. Efrén Cires Suárez, D. Manuel Fernández de la Cera, D. Obdulio Fernández González, D. Guillermo MañanaVázquez, D. Ramón Menéndez Chaves, Dª. María Cruz Morales Saro, D. JuanRamón Pérez las Clotas, D. Ignacio Quintana Pedrós, D. Antonio Suárez Marcos, presidido por D. Francisco Tuero Bertrand y actuando de secretario D. José Ramón Fernández Cuevas, acuerda por mayoría conceder el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 1992 a los pueblos de Soto de Luiña y Novellana, que presentaron su candidatura conjuntamente.

Situadosen el valle de las Luiñas (Concejo de Cudillero), Novellana y Soto de Luiña constituyen un núcleo humano que, localizado dentro de una idéntica área geográfica, expresa además una curiosa y singular complementariedad.

A la ejemplar labor de recuperación y defensa del patrimonio histórico-artístico concretado en la restauración del Hospital de Peregrinos, de la Iglesia y de su Retablo Mayor en Soto de Luiña se une en este caso la dimensión cívica y popular que representan los trabajos de mejora y embellecimiento de Novellana que tiene su mejorexpresión en numerosas obras entre las que destacan la realización de importantes instalaciones deportivas y sobre todo la reconstrucción de su Casa de la Cultura.

La presentación conjunta de la candidatura confiere a ésta por otra parte un valor ejemplar de unidad superadora deestériles rivalidades.

El esfuerzo realizado tanto por la Asociación de vecinos de Santiago de Novellana como por la Junta Parroquial de Soto de Luiña, servirán desde ahora como estímulo y referencia de lo que puede ser una forma paradigmática de entender la colaboración vecinal en las tareas de interés común.

El Jurado desea hacer constar que en la última votación han quedado finalistas la Comunidad vecinal de Grandas de Salime y la Cooperativa SEARES de Castropol.

Oviedo, 28 de septiembre de 1992

Discurso de S.A.R. el Príncipe de Asturias

El amor a Asturias, la defensa de su patrimonio cultural y ecológico, y el estímulo a la cooperación y a la solidaridad que se quieren promover con la concesión anual del Premio al Pueblo Ejemplar, tienen una singular y hermosa expresión en Soto de Luiña y Novellana.

Como ha destacado el jurado -a quien agradezco su trabajo y su buen juicio-, los habitantes de estos pueblos se han unido para conseguir la mejora de su hábitat, la rehabilitación de sus monumentos y el fortalecimiento de su cultura. Todo ello desde la concordia y ejemplar convivencia.

El movimiento vecinal que ha surgido aquí de manera tan eficaz ha conseguido, con imaginación y esfuerzo, metas que nunca son fáciles de alcanzar. No ha sido ajeno a este éxito el acierto de los vecinos al haber sabido ilusionar a los poderes públicos, haciéndoles partícipes y solidarios de sus anhelos, hasta constituir un modelo de lo que ha de ser la colaboración entre lasaspiraciones ciudadanas y las instituciones.

Los Centros Culturales surgidos de esta unión son símbolo de una innovadora actitud yde una preocupación por los valores en los que reside el verdadero progreso y la verdadera libertad de los pueblos, pues es cierto, como creía Jovellanos, que la educación es la primera fuente de la prosperidad social.

Este bellísimo concejo de Cudillero, en el quese asientan Soto de Luiña y Novellana, expresa la rica variedad de nuestro Principado. Aquí, a lo largo de la Historia, han convivido los hombres de la montaña, del valle y de la mar: vaqueiros, campesinos y marineros, testigos del antiguo paso de los europeos que caminaban haciaSantiago y que recibieron aquí posada y caritativa asistencia.

Huboun tiempo en que una barrera separaba en la iglesia de San Martín de Las Luiñas a los vaqueiros de las demás gentes, discriminando así a estepueblo de pastores. La lápida que aún recuerda aquella prohibición es sólo un lejano testimonio histórico de la incomprensión y de la injusticia. Las barreras que hoy hacen difíciles en el mundo la hermandad, la convivencia, la libertad y la cooperación entre los hombres se derrumban con ejemplos de solidaridad como el que hoy premiamos.

Por todo ello, supone una alegría para mí venir hoy aquí para conocer de cerca vuestra labor y animaros a continuarla, y para estimularos a que la creatividad, la austeridad, el amor por el trabajo bien hecho, la solidaridad y la compasión sean valores que crezcan y fructifiquen entre vosotros para ejemplo de todos.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades