Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Miguel Delibes y Gonzalo Torrente Ballester

Premio Príncipe de Asturias de las Letras 1982

Su capacidad de invención y de exposición se ha manifestado en un dominio magistral de nuestra lengua que garantiza su pervivencia en la historia de la Literatura española.

Miguel Delibes Setién

Ver más

Escritor, periodista y académico, Miguel Delibes (Valladolid, España, 1920 – 2010) fue empleado de banca y trabajó también como caricaturista. Licenciado en Derecho, intendente mercantil y periodista, durante varios años dirigió el diario El Norte de Castilla, y precisamente estando en el periódico recibió la noticia de que había resultado galardonado con el Premio Nadal de novela por su obra La sombra del ciprés es alargada. Era el año 1947, Delibes contaba entonces veintiséis años y en ese momento se decidió a iniciar la que habría de ser una brillante carrera literaria. Posteriormente, reconocería que fue este primer galardón el que le impulsó a escribir. Como creador, Delibes se encuentra dentro de la línea de escritores para los que la novela debe ser de alguna manera un reflejo de la vida. Según sus palabras, una novela requiere, al menos, un hombre, un paisaje y una pasión. Su obra se interesa fundamentalmente por cuestiones que nos ocupan en la vida cotidiana y los temas que maneja reflejan un fondo social y humano. Entre las constantes temáticas de sus novelas se pueden señalar la muerte, la naturaleza, la aversión a la guerra, la caza, la infancia y la soledad esencial del ser humano. La defensa de la naturaleza y el arte de la caza han sido, además, dos pasiones que le han ocupado a lo largo de toda su vida.

En cuanto se refiere a su técnica y estilo, los estudiosos de la obra de Delibes distinguen varias etapas: una primera, caracterizada por la abundancia de descripciones y la utilización de unos esquemas narrativos marcadamente tradicionales; una segunda, en la que depura su lenguaje dotándolo de gran agilidad, percepción y sencillez; y una tercera, en la que el escritor se sumerge en un mundo más simbólico, singular y personal, de planteamientos más complejos, para desarrollar temas como la deshumanización del hombre contemporáneo y la crítica de la literatura desde la propia literatura, utilizando para ello los más variados recursos de la experimentación novelística. Entre los más de cincuenta títulos que ha publicado se cuentan: El Camino (1950), Mi idolatrado hijo Sisí (1953), Diario de un cazador (1955), Diario de un emigrante (1957), Las ratas (1962), La hoja roja (1962), Cinco horas con Mario (1967), Parábola del náufrago (1970), El príncipe destronado (1973), Las guerras de nuestros antepasados (1975), El disputado voto del señor Cayo (1978), Los santos inocentes (1981), 377A, Madera de héroe (1987) y Mi vida al aire libre (1989), Señora de rojo sobre fondo gris (1991), Diario de un jubilado (1995) y El Hereje (1998). Ha escrito también libros de relatos, como Siestas con viento sur (1959), La caza de la perdiz roja (1963) y Viejas historias de Castilla la Vieja (1987), y otros de viajes, como Europa, parada y fonda (1963), USA y yo (1966) y La primavera de Praga (1968). Varias de sus novelas han sido llevadas al cine: El camino (1962); Mi idolatrado hijo Sisí bajo el título de Retrato de familia (1976); El príncipe destronado con el nombre de La guerra de Papá (1977); la excelente Los santos inocentes de Mario Camús; El disputado voto del señor Cayo en 1986 y La sombra del ciprés es alargada, así como Las ratas y Diario de un jubilado (bajo el título Una pareja perfecta). Cinco horas con Mario y Las guerras de nuestros antepasados han sido adaptadas al teatro. 

Académico de la lengua desde 1974, y doctor honoris causa por las universidades de Saarbrucken (Alemania), Valladolid, Complutense de Madrid y Alcalá de Henares, obtuvo en 1984 el Premio Libro de Oro concedido por la Asociación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros. Es también Premio Nacional de Literatura (1955 y 1998), Premio de la Crítica (1962), Premio de las Letras Castilla y León y Ciudad de Barcelona, Premio de las Letras Españolas (1991) y Premio Cervantes (1993).

Gonzalo Torrente Ballester

Ver más

Considerado como uno de los más grandes autores de la novela española contemporánea, Gonzalo Torrente Ballester (Ferrol, La Coruña, España, 1910 – Salamanca, España, 1999) obtuvo la licenciatura en Filosofía y Letras por la Universidad de Santiago de Compostela en 1935, y al año siguiente lograría su primera plaza de docente, actividad que ha compaginado a lo largo de toda su vida con la literatura. Su afición a las letras comenzó antes de cumplir los veinte años. Él mismo recuerda que, con motivo de una apuesta, escribió una especie de plagio de novela del oeste cuando tenía diecisiete años.

En 1937 trabó amistad en Salamanca con Dionisio Ridruejo, Antonio Tovar, Luis Felipe Vivanco y Pedro Laín. En esta época comenzó a publicar artículos en la revista Escorial. A partir de 1947 intensificó su labor creativa, simultaneando las letras con la enseñanza, produciendo ensayo, teatro, novelas, relatos e incluso libros de historia. Durante quince años publicará además asiduas colaboraciones como crítico teatral en el diario Arriba.

En 1962 su vida dio un significativo vuelco cuando, como resultado de la inclusión de su firma en un documento de apoyo a las reivindicaciones de los huelguistas asturianos, fue expulsado de todos los medios oficiales en los que intervenía, tanto periodísticos como radiofónicos. Pocos meses después, al recibir una invitación de la Universidad de Albany para enseñar literatura española, la acepta y se traslada a los Estados Unidos, país donde residirá durante varios años. A su regreso a España, ejerce la enseñanza en Vigo, incorporándose posteriormente a su cátedra de instituto en Salamanca, donde impartirió clases de Lengua y Literatura hasta su jubilación.

A su primera novela publicada, Javier Mariño (1943), le siguieron El golpe de estado de Guadalupe Limón (1946), Ifigenia (1950) y dos libros de observaciones y crítica: Panorama del teatro español contemporáneo y El libro de Compostela. Entre 1957 y 1962 concluyó su trilogía Los gozos y las sombras (El señor llega, Donde da la vuelta el aire y La Pascua triste), que posteriormente sería llevada a la televisión con gran éxito. A continuación escribió Don Juan (1963), Off-side (1969) y Fragmentos de Apocalipsis (1977). En el año 1972 publicó La saga/fuga de J.B.,, título fundamental en la obra del autor y una de las más significativas novelas españolas contemporáneas. Libro de corte fantástico, en el que el mito y la realidad se dan la mano, la fuerza de su prosa y su imaginación lo convierten en una obra sobresaliente.

En 1981, cuarenta y dos años después de ser agraciado por primera vez con este galardón, Torrente Ballester gana nuevamente el Premio Nacional de Literatura por su novela La isla de los jacintos cortados. Obtuvo además el Premio de la Fundación Juan March, el Premio Ciudad de Barcelona de Novela, el Premio de la Crítica y el Premio Cervantes (1985). En 1988 consiguió el Premio Planeta con su obra Filomeno, a mi pesar, y a finales de 1989 editó Crónica del rey pasmado. En 1995 publicó La boda de Chon Recalde, relato donde traza un fiel retrato de la sociedad ferrolana que él conoció. En 1997 aparece su novela, Los años indecisos con tintes autobiográficos.

Doctor honoris causa en las universidades de Salamanca, Santiago, La Habana (Cuba) o Dijon (Francia). Torrente Ballester fue miembro de número de la Real Academia Española de la Lengua.

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades