Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Antonio López García

Premio Príncipe de Asturias de las Artes 1985

Antonio López (Tomelloso, Ciudad Real, España, 1936), maestro de la pintura realista y considerado unánimemente como uno de los pintores españoles más universales, comenzó a pintar a los trece años, aunque a los doce ya dibujaba láminas y copiaba reproducciones de pintura que veía en las revistas. Desde entonces hasta hoy, su dedicación plena al arte –con más de  cuatrocientas obras en su haber entre pinturas, dibujos y esculturas– le ha acreditado como uno de los pintores más cotizados en el panorama artístico internacional.

Ver más

Tras permanecer algunos años en un seminario religioso, en 1949 se trasladó a Madrid para cursar estudios en la Escuela de Artes y Oficios y en la de Bellas Artes de San Fernando, donde sería profesor de la asignatura de Colorido en 1964. Al acabar sus estudios viajó por Italia, Grecia y Francia. Su obra, en la que hay ciertas dosis de melancolía y de tristeza testimonial, se caracteriza por un sentido investigador de lo que es la realidad. Clasificado como pintor ultrarrealista, Antonio López aporta un conocimiento mayor del color como sustancia real, un sentido preciso del dibujo y, sobre todo, un lenguaje de formas capaz de integrar dibujo y color. En repetidas ocasiones se ha declarado profundo admirador de la obra de Velázquez. Pinta con una gran lentitud, fruto de su necesidad de plasmar en el lienzo la infinidad de sensaciones que le produce la contemplación del objeto dibujado. Muchos de sus cuadros son retocados en múltiples ocasiones hasta que los considera definitivamente terminados. Según sus propias palabras, “una obra nunca se acaba, sino que se llega al límite de las propias posibilidades”. La primera gran antológica de su obra tuvo lugar en Albacete en 1985. A esta le siguieron exposiciones en el Museo de Arte Moderno de Bruselas, junto con Tàpies y Chillida, y en Nueva York. En 1990, el director de cine Víctor Erice filmó El sol del membrillo, filme en el que se recoge el proceso creativo del artista mientras pinta un membrillero del patio de su casa. En enero de 1993 fue nombrado miembro de número de la madrileña Real Academia de San Fernando y en ese mismo año, el Museo Reina Sofía le dedicó una exposición antológica y además recibió el encargo de pintar un retrato de la Familia Real.

Entre otras ciudades, ha expuesto en Ciudad Real (1951), Nueva York (1965, 1968, 1986), Turín (1972), París, Bruselas, Sevilla (1994), Boston (2008) y Madrid (1957,1961, 1993, 2001 y 2011).

Representante prestigioso del realismo contemporáneo español, es artista exclusivo de la Galería Marlborough de Nueva York desde 1970. En 1983, le fue concedida la Medalla de Oro de Bellas Artes y la Medalla de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Es académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y en 1998 le fue impuesta la Medalla de Académico de la Academia de Yuste. Premio Velázquez de Artes Plásticas (2006) y Medalla de Oro de la ciudad de Madrid (2010), es doctor honoris causa por las universidad de Navarra (2011) y Murcia (2014), Premio Príncipe de Viana de la Cultura (2012) y Medalla Internacional de las Artes (2012

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades