Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Lance Armstrong

Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2000

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2000 integrado por D. José Antonio Abellán, D. Silvano Alonso Díaz-Toledo, D. Ángel Mario Carreño Rodríguez-Maribona, D. José María Casanovas i Puntí, D. José Ángel Castro Savoie, D. Miguel Angel Escamilla, Dña. María Escario, D. Enrique Franco, D. Julián García Candau, D. Daniel Gutiérrez Granda, D. Luis Infante Bravo, D. Miguel Indurain, Dña. María del Carmen Izquierdo, D. Juan Antonio Gómez-Angulo, D. Alfredo Goyeneche Moreno, D. José Antonio Luque, D. Pedro Antonio Martín Marín, D. Herminio Menéndez, D. Santiago Nolla Zayas, D. Matías Prats, D. Manuel Luis Félix Rodríguez García, D. José Vilaseca i Guasch, Dña. Emma Villacieros de García Ogara, D. Ángel María Villar Llona, Dña. Olga Viza, presidido por D. Juan Antonio Samaranch y actuando de secretario D. José María García acuerdan por mayoría conceder el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2000 al ciclista estadounidense Lance Armstrong.

El dos veces ganador del Tour de Francia, representa desde el mundo del deporte la lucha del hombre para superar enfermedades en muchos casos tenidas como terminales. Armstrong padeció un cáncer con metástasis y pese a ello no renunció a la vida ni al deporte. Tras someterse a intervenciones quirúrgicas y tratamientos de quimioterapia regresó al deporte en contra de la opinión de muchos expertos. Es un ejemplo universal de cómo una persona puede enfrentarse con éxito a una enfermedad tan temible.

Lance Armstrong no se ha limitado a ser un campeón, ya que ha creado en Estados Unidos una Fundación para ayudar a quienes padecen tan dramática enfermedad.

Oviedo, 1 de septiembre de 2000

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades