Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

Ingrid Betancourt

Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2008

Ingrid Betancourt (Bogotá, Colombia, 1961) es hija de un ex ministro de Educación, Gabriel Betancourt, y de la ex congresista y ex embajadora en Guatemala, Yolanda Pulecio. Estudió Ciencias Políticas en Francia donde su padre desempeñaba el cargo de embajador ante la UNESCO. Allí se casó con un diplomático francés, obteniendo esta nacionalidad. Regresó a Colombia en 1990 y trabajó como asesora en el Ministerio de Hacienda y en el de Comercio Exterior.

Ver más

Betancourt inició su carrera política en 1994, cuando se presentó a las legislativas como candidata del gobernante Partido Liberal. Firme defensora de la libertad y los derechos humanos, durante su trayectoria pública dirigió sus esfuerzos al impulso de la democracia y la justicia social, y a la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la violencia, en la búsqueda de un futuro distinto y más esperanzador para los niños y jóvenes de Colombia. Abandonó el Partido Liberal en 1998 y se presentó al Senado por el partido Oxígeno Verde. Dimitió de su cargo para presentarse a las elecciones presidenciales por el movimiento Nuevo Colombia en 2002, año en el que fue secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) junto a su directora de campaña, Clara Rojas, que fue liberada el 10 de enero de 2008.

A lo largo de su trayectoria pública escribió dos libros: Sí sabía (1996), sobre la presunta financiación de la campaña presidencial de Ernesto Samper por el Cartel de Cali, y La rabia en el corazón (2001), publicado en Francia, en el que criticaba la corrupción generalizada en la clase política de su país. Su secuestro ha tenido una gran repercusión en todo el mundo y fruto de la movilización internacional en favor de su liberación, ha sido nombrada Ciudadana de Honor de más de un millar de ciudades de más de veinte países. En 2004 se le otorgó el Premio Holandés a la Resistencia, que recogieron su madre y su hija. También, se crearon comités de apoyo, constituidos en Federación Internacional de Comités Ingrid Betancourt, cuya primera asamblea general se celebró en París en 2005. Este año también se produjo una gran movilización internacional para pedir su liberación, ante las preocupantes noticias sobre su precario estado de salud. Finalmente, el Ejército de Colombia puso fin a su cautiverio el 2 de julio de 2008, en una operación en la que también liberó a tres estadounidenses y a once militares colombianos. Después de su liberación Ingrid Betancourt se trasladó con su familia a Francia, dedicándose a trabajar por las víctimas del terrorismo y en especial por quienes aún permanecían en poder de las FARC. Manifestó que no descansaría hasta que todos quienes permanecían en cautiverio por esa guerrilla recobraran su libertad. Más tarde anunció que se retiraría de la vida política. En la actualidad reside en Inglaterra donde estudia Teología en la Universidad de Oxford.

Nombrada presidenta de Honor del Congreso Internacional de los Partidos Verdes celebrado en São Paulo cuando aún estaba cautiva, Ingrid Betancourt, una vez liberada, ha recibido la Legión de Honor francesa en grado de Caballero de manos del presidente Nicolás Sarkozy, durante las celebraciones de la Fiesta Nacional, el 14 de julio de 2008 y ha sido galardonada con el Women´s World Award como "Mujer del Año 2008".

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades