Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Fundación Princesa de Asturias

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Buscar

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Comienza el Menú secundario Fin del Menú Secundario

Premiados  

Comienza el contenido principal

La ciudad de Berlín, en el XX aniversario de la caída del Muro

Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2009

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2009, integrado por D. Matías Rodríguez Inciarte, D. Fernando de Almansa Moreno-Barreda, vizconde del Castillo de Almansa, D. Isak Andic Ermay, D. José María Arias Mosquera, D. Adolfo Barthe Aza, D. Antonio Basagoiti García-Tuñón, D. Miguel Blesa de la Parra, D. Antonio Brufau Niubó, D. José Celma Prieto, D. Ramón Colao Caicoya, D. Jacobo Cosmen Menéndez-Castañedo, D. Francisco Daurella Franco, D. Juan Manuel Desvalls Maristany, marqués del Poal, D. José Esteve Soler, D. Felipe Fernández Fernández, D. Pedro Luis Fernández Pérez, D.ª Paz Fernández Felgueroso, D. Francisco de la Fuente Sánchez, D. José Luis García Palacios, D. Juan Ramón García Secades, D. Ignacio Garralda Ruiz de Velasco, D. Juan Luis Iglesias Prada, D. Fernando Menéndez Rexach, D. Manuel Olivencia Ruiz, D. Ángel Ron Güimil, D. Luis Sánchez-Merlo Ruiz, D. Antonio Ramón Suárez Gutiérrez, D. Antonio Trevín Lombán, D. José María Villanueva Fernández, D. Santiago de Ybarra y Churruca, D. Santiago Zaldumbide Viadas, presidido por D. Vicente Álvarez Areces y actuando de secretario D. Pedro de Silva Cienfuegos-Jovellanos, decide conceder el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2009 a la Ciudad de Berlín, en el XX Aniversario de la Caída del Muro, simbolizando en ella tanto a quienes, con pérdida de su vida o de su libertad, lucharon de forma directa por superarlo, como a los millones de ciudadanos que tras su caída han sido capaces de construir, sobre las cicatrices de la división, una sociedad abierta, acogedora y creativa, un nudo de concordia en el corazón de Alemania y de Europa, que contribuye al entendimiento, la convivencia, la justicia, la paz y la libertad en el mundo.

Oviedo, 10 de septiembre de 2009

Fin del contenido principal

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades